Publicado el

Big success⭐️⭐️Inmunoterapia liderada por “Vall d’Hebron”

Ensayo clínico internacional liderado por el Instituto de Oncología de Vall d’Hebron (VHIO)


El ensayo clínico, en el que han participado 410 pacientes de Europa, Estados Unidos y Japón, ha evaluado la eficacia y la seguridad de añadir un tercer fármaco al tratamiento estándar. Concretamente, el atezolizumab, que facilita que las células T del sistema inmune puedan reconocer y atacar las células del cáncer.

El atezolizumab es un medicamento inmunoterapéutico utilizado en el tratamiento del cáncer. Pertenece a una clase de fármacos llamados inhibidores de checkpoint inmunitario, que actúan liberando la respuesta inmunitaria del cuerpo para combatir las células cancerosas.

Este fármaco ha mostrado eficacia en varios tipos de cáncer, como cáncer de pulmón, vejiga, riñón y algunos tipos de cáncer de mama. Funciona bloqueando la proteína PD-L1 en las células cancerosas, permitiendo así que el sistema inmunitario las reconozca y destruya.

Se administra por vía intravenosa y ha demostrado mejorar la supervivencia y la calidad de vida de algunos pacientes con cáncer avanzado. Sin embargo, como cualquier medicamento, puede tener efectos secundarios, que varían según cada paciente y el tipo de cáncer tratado. Es importante discutir con un médico los riesgos y beneficios específicos de este fármaco.

El “atezolizumab “ha sido aprobado para tratar varios tipos de cáncer, incluyendo:

1.  Cáncer de pulmón: Tanto en cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapa avanzada como en ciertos casos de cáncer de pulmón microcítico.
2.  Cáncer de vejiga: Es utilizado en pacientes con cáncer de vejiga avanzado o metastásico que no han respondido a la quimioterapia basada en platino.
3.  Cáncer de riñón: Se ha utilizado en combinación con otros fármacos para tratar el carcinoma de células renales avanzado.
4.  Cáncer de mama: Es utilizado en ciertos subtipos de cáncer de mama metastásico o localmente avanzado.

El atezolizumab funciona uniéndose a la proteína PD-L1, que se encuentra en algunas células cancerosas y células inmunitarias. Al unirse a PD-L1, ayuda a desencadenar la respuesta del sistema inmunitario para atacar y destruir las células cancerosas.

Como efectos secundarios, puede causar reacciones en el lugar de la infusión, fatiga, náuseas, disminución del apetito, tos y erupción cutánea. Algunos efectos secundarios más serios pueden incluir problemas en el hígado, los riñones, los pulmones o en el sistema inmunológico, por lo que el monitoreo médico es crucial durante el tratamiento.

Es importante mencionar que la efectividad y los efectos secundarios pueden variar según el tipo y estadio del cáncer, así como la salud general del paciente. Siempre se debe discutir con un médico especialista en cáncer para obtener información más detallada y específica sobre el uso del atezolizumab en un caso particular.

MIRA ESTE ARTÍCULO:

La inmunoterapia aumenta un 41% la supervivencia de mujeres con cáncer de cérvix https://www.lavanguardia.com/vida/20231202/9422192/inmunoterapia-aumenta-41-supervivencia-mujeres-cancer-cervix.html?facet=app&didomiConfig.notice.enable=true#

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.