Publicado el

¿Comer y beber de todo “Now “con moderación está desfasado?

La recomendación de comer de todo con moderación era válida hace 40 años, pero ya no. Tenía sentido cuando la oferta en las tiendas de alimentación estaba compuesta mayoritariamente por alimentos saludables, pero esto ha cambiado. En la actualidad, si alimentarse bien consistiera en comer de todo con moderación, habría quien tomaría un poco de refresco de cola por la mañana, medio donut por la tarde y un trozo de pizza por la noche. En un contexto en que los alimentos insanos son mayoría, este consejo ha perdido el sentido.Mira el artículo completo más abajo…

Pero según Los médicos: La recomendación de comer de todo con moderación es una simplificación que puede ser útil para algunas personas, pero que no es necesariamente la mejor opción para todos.

En general, es cierto que una dieta variada es importante para la salud. Una dieta variada nos proporciona los nutrientes que necesitamos para mantenernos sanos y prevenir enfermedades. Sin embargo, no todos los alimentos son iguales. Algunos alimentos son más saludables que otros.

Los alimentos que son más saludables para nosotros son aquellos que son ricos en nutrientes y bajos en calorías, grasas, azúcares y sal. Estos alimentos incluyen frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

Los alimentos que son menos saludables para nosotros son aquellos que son ricos en calorías, grasas, azúcares y sal. Estos alimentos incluyen carnes rojas procesadas, dulces, bebidas azucaradas, alimentos fritos y alimentos procesados.

Por lo tanto, la recomendación de comer de todo con moderación puede ser útil para las personas que tienen problemas para controlar su peso o que tienen una dieta muy desequilibrada. Sin embargo, para la mayoría de las personas, es más importante centrarse en comer una dieta que sea rica en alimentos saludables y que sea moderada en alimentos poco saludables.

Aquí hay algunas recomendaciones específicas para una dieta saludable:

  • Coma al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.
  • Elija cereales integrales en lugar de cereales refinados.
  • Incluya legumbres en su dieta varias veces a la semana.
  • Limite el consumo de carne roja a no más de dos porciones por semana.
  • Elija fuentes saludables de proteínas, como pescado, pollo sin piel o legumbres.
  • Limite el consumo de grasas saturadas y grasas trans.
  • Limite el consumo de azúcares añadidos.
  • Limite el consumo de sal.

Si sigue estas recomendaciones, estará en el camino correcto para una dieta saludable y una vida más sana.

Un viaje personal por el universo de la alimentación, desde los años ochenta hasta la actualidad y más allá

El cocido de mi abuela, las lentejas de mi madre, los chicles de sandía, los Petit Suisse de fresa… Es increíble cómo los sabores y los aromas nos transportan a lugares remotos de nuestra infancia. El quiosco donde compraba las chucherías, la cocina de la casa de mi abuela, las tiendas del barrio donde iba de pequeño… A veces no reparamos en ello porque nos quedamos solo con el aspecto funcional de la comida, pero alimentarse es mucho más que nutrirse y va más allá de los típicos consejos dietéticos, a menudo infundados y desfasados.

Solemos decir que ya no se come como antes, y es verdad. Pero se nos olvida que tampoco compramos como antes ni cocinamos como antes. Porque el mundo ya no es como antes. Nuestra relación con la comida ha cambiado enormemente en tan solo cuatro décadas.

Miguel A. Lurueña, tecnólogo de alimentos: «Comer de todo con moderación era recomendable hace 40 años, pero ya no»

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.