Publicado el

Diseñada una célula inmunitaria Now «sobrealimentada» para atacar las células cancerosas.

La terapia CAR-T: una nueva esperanza para el tratamiento del cáncer

La terapia CAR-T es un tipo de inmunoterapia que utiliza el sistema inmunitario del propio paciente para atacar las células cancerosas. Esta terapia es relativamente nueva, pero ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como el linfoma, la leucemia y el mieloma múltiple.

En esencia, la terapia CAR-T implica modificar las células T para atacar y eliminar células cancerosas específicas. Estas células T modificadas están equipadas con receptores de antígenos quiméricos (CAR) que les permiten reconocer y adherirse a las células cancerosas, lo que marca una desviación significativa de los tratamientos tradicionales.

¿Cómo funciona la terapia CAR-T?

La terapia CAR-T implica modificar las células T, un tipo de glóbulo blanco que forma parte del sistema inmunitario. Las células T se extraen de la sangre del paciente y se modifican en el laboratorio para que lleven un receptor de antígeno quimérico (CAR).

El CAR es una proteína que se une a un antígeno específico de las células cancerosas. Cuando el CAR se une al antígeno, activa las células T para que ataquen y eliminen la célula cancerosa.

¿Qué ventajas tiene la terapia CAR-T?

La terapia CAR-T tiene una serie de ventajas sobre los tratamientos tradicionales para el cáncer, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia:

  • Es más eficaz: La terapia CAR-T puede eliminar las células cancerosas de forma más eficaz que los tratamientos tradicionales.
  • Es más específica: La terapia CAR-T solo ataca a las células cancerosas, lo que reduce el riesgo de efectos secundarios.
  • Es más duradera: Los efectos de la terapia CAR-T pueden durar meses o incluso años.

¿Cuáles son los riesgos de la terapia CAR-T?

La terapia CAR-T también tiene algunos riesgos, como:

  • Reacciones adversas: La terapia CAR-T puede provocar reacciones adversas graves, como fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. En casos raros, la terapia CAR-T puede provocar la muerte.
  • Resistencia: Algunas células cancerosas pueden desarrollar resistencia a la terapia CAR-T.

¿Quiénes son los candidatos para la terapia CAR-T?

La terapia CAR-T se está investigando para el tratamiento de una amplia gama de tipos de cáncer, pero actualmente solo está aprobada para el tratamiento de algunos tipos de linfoma, leucemia y mieloma múltiple.

Los pacientes que son candidatos para la terapia CAR-T suelen ser personas que no han respondido a otros tratamientos, como la quimioterapia o la radioterapia.

Conclusiones

La terapia CAR-T es una nueva esperanza para el tratamiento del cáncer. Esta terapia es muy eficaz en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, pero también tiene algunos riesgos.

La investigación en terapia CAR-T está avanzando rápidamente y se espera que en los próximos años se pueda ampliar el uso de esta terapia a más tipos de cáncer.

MIRA ESTE ARTÍCULO:

Las células T CAR “sobrealimentadas” podrían avanzar en el tratamiento del cáncer

Y MIRA EL VÍDEO:

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.