Publicado el

La “Marihuana “es buena para el Cáncer?El “CBD”…Read Now

Efectos antitumorales

En un estudio con ratones y ratas se indicó que los canabinoides quizás tengan un efecto protector contra la formación de ciertos tipos de tumores.[3] Durante los 2 años del estudio, grupos de ratones y ratas recibieron distintas dosis de THC mediante administración por sonda. En los ratones se observó una disminución de la incidencia de tumores de adenoma hepático y carcinoma hepatocelular (CHC) relacionada con la dosis. En las ratas también se observó una disminución de la incidencia de tumores benignos (pólipos y adenomas) en otros órganos (glándula mamariaúterohipófisistestículos y páncreas). En otro estudio se observó que Δ-9-THC, Δ-8-THC y canabinol inhiben la multiplicación in vitro e in vivo de las células de Lewis en el adenocarcinoma de pulmón.[4] Además, se ha observado que otros tumores son sensibles a la inhibición del crecimiento inducido por canabinoides.[58]

Es posible que los canabinoides produzcan efectos antitumorales mediante diversos mecanismos, como la inducción de la muerte celular, la inhibición de la multiplicación celular y la inhibición de la invasión por angiogénesis tumoral y de las metástasis.[912] En 2 revisiones se resumieron los mecanismos de acción molecular de los canabinoides como antitumorales.[13,14] Parece que los canabinoides destruyen las células tumorales, pero no afectan sus equivalentes no transformadas y tal vez las protejan de la muerte celular. Por ejemplo, se observó que esos compuestos causan la apoptosis en las células de glioma en cultivo y la regresión de los tumores de glioma en ratones y ratas, al mismo tiempo que protegen las células gliales normales de linaje astroglial y oligodendroglial de la apoptosis mediada por el receptor CB1.[9]

En el entorno del CHC, se estudiaron los efectos del Δ-9-THC y un agonista sintético del receptor CB2.[15] Ambos fármacos redujeron la viabilidad de las células de CHC in vitro y demostraron efectos antitumorales en xenoinjertos subcutáneos de CHC en ratones atímicos. En las investigaciones se documentó que los efectos contra el CHC están mediados por vía del receptor CB2. De modo similar a los hallazgos en las células de glioma, se observó que los canabinoides desencadenan la muerte celular a través de la estimulación de una vía de estrés del retículo endoplasmático que activa la autofagia y promueve la apoptosis. En otras investigaciones se confirmó que los receptores CB1 y CB2 son posibles dianas en el carcinoma de pulmón de células no pequeñas. [16] y el cáncer de mama.[17]

En un estudio in vitro sobre el efecto del CBD en la muerte celular programada de líneas celulares de cáncer de mama, se observó que el CBD produjo la muerte celular programada, con independencia de los receptores CB1, CB2 o los receptores vaniloides. El CBD inhibió la supervivencia de las líneas celulares de cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo y receptor de estrógeno negativomediante la inhibición de la apoptosis, de modo dependiente de la concentración y, al mismo tiempo, con poco efecto en las células mamarias no oncógenas.[18] En otros estudios también se observó el efecto antitumoral de los canabinoides (es decir, CBD y THC) en modelos preclínicos de cáncer de mama.[19,20]

Además, se demostró que el CBD produce un efecto quimioprofiláctico en un modelo murino de cáncer de colon .[21] En este sistema experimental, el azoximetano aumentó las lesionespremalignas y malignas en el colon murino. La administración simultánea de azoximetano y CBD protegió de la formación de lesiones premalignas y malignas a los animales tratados. En experimentos in vitro con líneas celulares de cáncer colorrectal, los investigadores hallaron que el CBD protegía el ADN contra el daño oxidativo, aumentaba las concentraciones de endocanabinoides y reducía la proliferación celular. En un estudio posterior, los investigadores observaron que antagonistas selectivos de los receptores CB1, pero no de los receptores CB2, contrarrestaron el efecto antiproliferativo de CBD, lo que indica una participación de los receptores CB1.[22]

En otra investigación sobre los efectos antitumorales del CBD se examinó la función de la molécula de adhesión intercelular-1 (ICAM-1).[12] Se notificó que la expresión de ICAM-1 en las células tumorales tiene una correlación inversa con la metástasis del cáncer. En las líneas celulares del cáncer de pulmón, el CBD produjo un aumento regulado de ICAM-1, lo que llevó a la disminución de la proliferación de células cancerosas.

PARA SABER MÁS…

Cannabis y canabinoides Versión para profesionales de salud https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/pro/cannabis-pdq#_7

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.