Publicado el Deja un comentario

Now ¿Es más importante la Duración o la Calidad del Sueño?

La eficacia del sueño para resultar reparador no depende únicamente de su duración, sino también de su calidad, incluyendo su continuidad y profundidad. Y que es¿ la Apena Obstructiva”?Tanto la duración como la calidad del sueño son fundamentales para la salud.

La duración se refiere al tiempo total que uno pasa durmiendo, mientras que la calidad se relaciona con la eficiencia y la profundidad del sueño. Ambos son importantes: una duración adecuada garantiza el descanso necesario, pero una buena calidad de sueño permite que el cuerpo experimente todas las etapas del sueño de manera efectiva, lo que es crucial para la recuperación física y mental.

El descanso sueño no es una actividad uniforme, sino que se compone de varias fases que incluyen el sueño ligero, el sueño profundo (sueño de onda lenta) y la fase REM (Movimiento Rápido de los Ojos), en la que se producen los sueños. Estas dos últimas fases, el sueño profundo y el sueño REM son las más importantes. El sueño profundo es necesario para que el cuerpo repare tejidos, construya huesos y músculos, y se fortalezca el sistema inmunitario. Por su parte, el sueño REM, y los sueños que se producen en él son también muy necesarios para la consolidación de recuerdos con contenido emocional, la creatividad y el aprendizaje…

Y muy Importante y que es la “Apena Obstructiva”?

El Síndrome de Apena Obstructiva durante el sueño es un problema sanitario importante dada su elevada prevalencia. Puede producir graves consecuencias, tanto para el afectado como para la población general. Al mismo tiempo, cuando es severo, se comprueban los evidentes trastornos de convivencia, por el ignorado cambio de carácter y de conducta que padecen las personas afectadas.Es una patología en la que intervienen en su análisis diversas especialidades y que han contribuido, desde distintos puntos de vista, a un evidente progreso en el conocimiento de sus implicaciones cardiovasculares, neurológicas, neurofisiológicas, neumológicas, e incluso endocrinas, cuyas manifestaciones son unas veces solapadas y otras participan de su gravedad por los fenómenos hipnóticos tan reiterados y prolongados que padecen, lo que obliga a tenerlos en cuenta.Del mismo modo ocurre con los problemas psiquiátricos provocados por los desórdenes endocrinos que se producen.Las fronteras de cada especialidad van ampliándose con un ritmo acelerado, que no podemos ni debemos relegar, sino incorporar las nuevas técnicas bioquímicas e instrumentales que aparecen. Al mismo tiempo, la imbricación de patologías endocrinas con considerable repercusión pulmonar van siendo conocidas con más asiduidad.Al médico exigente, le ofrezco en este libro unos conocimientos que le pueden ser útiles para suscitar su interés en abrir desconocidos campos en la investigación, además de la ayuda a comprender los mecanismos de aparición de estas patologías endocrinas, unas veces coincidentes y otras desencadenadas por la afectación multisistémica producida por el Síndrome de Apnea del Sueño (SAOS), y que revierten tras una eficaz oxigenación.El autor, miembro del Grupo de Investigación de Fisiopatología Respiratoria de la Universidad de Murcia, y Socio Honorífico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, adquiere el mérito de estimular en España, en el año 2004 con la primera edición, el estudio y análisis del comportamiento hormonal en estas personas con hipotermias recurrentes, así como una llamada de atención al neumólogo y demás especialidades, en la necesidad de tener en cuenta tales patologías en la clínica diaria del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.

Ambas etapas son cruciales para la salud y el bienestar general. La falta de sueño REM puede afectar la memoria, la concentración y el estado de ánimo, mientras que la falta de sueño profundo puede resultar en fatiga física, disminución del rendimiento y una sensación de no estar descansado.

En resumen, tanto el sueño REM como el sueño profundo son esenciales para un descanso completo y reparador. Un equilibrio adecuado entre ambas etapas es fundamental para promover la salud física, mental y emocional.

Mira este Artículo:

¿Son igual de eficaces siete horas de sueño ininterrumpido que 10 con muchas fases de estar despierto?

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *