Publicado el

¿Que es el”Positivismo tóxico”? Los peligros de las Redes…

Las redes sociales siguen pobladas de mensajes positivos y simplones que venden una vida inalcanzable o un estado emocional siempre alegre donde no hay espacio para la tristeza o el enfado; hacerles caso puede jugar en nuestra contra.

Parece imposible que, en este rincón de Instagram ,donde proliferan los perfiles que rezuman positivismo y “buena vibra”, pueda pasar algo remotamente malo.Los psicólogos alertan que tanta positividad puede llegar a ser perjudicial porque ahoga la necesidad natural que tiene el ser humano de vivir, experimentar y aceptar una emoción negativa.

 “Un día sin sonreír es un día perdido”. Y ahí empieza el problema. 

 Hay personas que se sienten auténticos perdedores por tener miedo, por ser inseguros o porque no les apetece enfrentarse a ese trabajo o a esa situación difícil. Se sienten incompetentes, y ese tipo de mensajes positivos consiguen el efecto contrario al que buscan.

El psicólogo Fernández lo ilustra con un ejemplo visto en su propia consulta, donde acompaña psicológicamente a un paciente con : CÁNCER que, además de hacer frente a la enfermedad, tiene que lidiar con mensajes que (aunque se lanzan habitualmente con buena intención) acaba generándole más frustración: “Le dicen ‘hay que luchar’, ‘hay que seguir adelante”, pero él no quiere entrar en ese discurso en el que, en el fondo, se reduce la superación de la enfermedad a una cuestión de actitud y además se exige de manera indirecta que esto se haga sin perder la sonrisa. “Tenemos derecho a no querer hacer algo, a no enfrentarnos siempre a nuestros miedos”

Yo,personalmente digo: Gracias,Gracias pero solo puede entenderme quien ha pasado un cáncer,o lo está padeciendo,actualmente !!

La realidad es que cuando esos objetivos irreales, sin sustento, no se cumplen en un periodo muy corto de tiempo, las personas “se desmotivan, se genera frustración, baja autoestima, bajada de la autoconfianza, ansiedad o depresión”, asegura Fernández. “Tenemos que aprender a ajustar nuestras expectativas en base a lo que podemos hacer, tomar decisiones mesuradas y ajustadas”, propone. Pero las redes sociales, que se han convertido otro espacio vital en el que relacionarse y acompañarse, están repletos de estos mensajes creadores de expectativas inalcanzables. Están ahí en forma de frases y en forma de coaches motivacionales, entrenadores a los que pagas por una masterclass en motivación para salir del hoyo.

Hay muchas cuentas omnipresentes en redes sociales con millones de seguidores que cada día se levantan con una frase ‘para empezar bien el día’. “Comienza tu día con el corazón y la mente llena de amor y gratitud”, “por un día lleno de noticias positivas”, “todo sucederá de repente y agradecerás no haberte rendido”. Pero el fenómeno trasciende a las redes sociales y se cuela en librerías, donde se mezclan títulos como El poder del pensamiento positivo, Piensa en positivo o Vive en positivo con otros que tratan de derrocar el mito, como Hasta los cojones del pensamiento positivo Positividad tóxica, felicidad real en mundo obsesionado con las buenas vibraciones.

¿Que pasa en las Redes sociales?
Una frase motivacional te hace liberar dopamina, eso acaba generando una dependencia a ese tipo de mensajes, y cuando empiezas a hacer scroll en esa red social entras en un bucle pernicioso”.El algoritmo detecta la necesidad que tiene la persona de ese tipo de mensajes y empieza a mandar más imágenes y vídeos del mismo talante, “pero nunca llegan a profundizar, no van a la raíz de los problemas”. Los más afectados por estas tendencias acaban siendo las personas más vulnerables, aquellos “que no han desarrollado pensamiento crítico, personas vulnerables económicamente, con falta de habilidades sociales. Ese es el nicho de estos mensajes”.Si quieres saber más : Positivismo tóxico

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.