Publicado el Deja un comentario

Vivir de “Alquiler” envejece el doble que Fumar…

…o estar en el paro !!Eso es lo que afirma un estudio publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal, realizado por un equipo de científicos de Reino Unido, que ha investigado el impacto biológico que tiene el tipo de vivienda en la salud de las personas.

El estudio se basa en el análisis de los cambios en el ADN de las personas que viven de alquiler en viviendas privadas, y los compara con los de otras personas que tienen diferentes circunstancias sociales, como el nivel de ingresos, el estado laboral o el hábito de fumar.🩻😳

Vivir de alquiler podría tener un impacto negativo en la salud comparable al tabaquismo o al desempleo. Esta afirmación ha desatado un debate sobre la importancia de la vivienda y su impacto en el envejecimiento y la salud.

Concretamente, observaron que “los retrasos repetidos en el pago del alquiler” o la exposición a «problemas de polución/medioambiente» se relacionan con «un envejecimiento biológico más rápido», al considerar otras «circunstancias de vivienda históricas». 
Los resultados son sorprendentes: los inquilinos de viviendas privadas sufren un mayor estrés y deterioro físico y mental que los propietarios, y esto se refleja en un envejecimiento celular más acelerado. El estudio no solo confirmó que vivir en una casa de alquiler envejece más rápido, sino que este impacto es “el doble” en comparación con el efecto de estar desempleado en lugar de tener trabajo o ser un exfumador en lugar de nunca haber fumado. 

Los efectos del alquiler en la salud:

Vivir de alquiler puede llevar a una serie de factores estresantes, que, a su vez, pueden afectar la salud de las personas. La inestabilidad en la vivienda, el temor a desalojos o aumentos de alquiler, y la falta de control sobre el entorno pueden contribuir a niveles significativos de estrés crónico. Este estrés prolongado puede aumentar el riesgo de diversas condiciones de salud, como enfermedades cardiovasculares, trastornos mentales y deterioro cognitivo.

En comparación con el tabaquismo y el desempleo:

La comparación entre vivir de alquiler, fumar y estar desempleado es intrigante, pero debemos considerar que cada uno de estos factores tiene sus propias implicaciones únicas para la salud. El tabaquismo es ampliamente reconocido como uno de los principales factores de riesgo para una serie de enfermedades graves, como el cáncer de pulmón y las enfermedades cardíacas. El desempleo, por otro lado, puede afectar la salud mental y emocional, aumentando el estrés y la ansiedad.

Comprar un Activo Bancario,una Cesión de Remate …

Sin embargo, vivir de alquiler no necesariamente “envejece” por sí solo; es más bien la acumulación de estrés y la falta de estabilidad que pueden tener un impacto en la salud a lo largo del tiempo. Además, las condiciones de vida y la calidad de la vivienda pueden variar significativamente de un lugar a otro, lo que influye en la magnitud del impacto.

La importancia de abordar estos problemas:

Este debate destaca la necesidad de abordar la crisis de vivienda en muchas sociedades. Proporcionar viviendas asequibles y estables es esencial para mejorar la salud y el bienestar de la población. Los gobiernos, las organizaciones y la sociedad en general deben trabajar juntos para abordar los desafíos que plantea el alquiler y garantizar que las personas tengan acceso a viviendas seguras y asequibles.

Si bien la afirmación de que “vivir de alquiler envejece más que fumar o estar sin trabajo” puede ser controvertida, resalta la necesidad de comprender cómo los factores sociales y económicos pueden influir en la salud a lo largo del tiempo. Es esencial abordar estos problemas de manera integral y trabajar para garantizar que todos tengan acceso a una vivienda segura y asequible para mantener una buena calidad de vida a medida que envejecemos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *